Espasmo De Glotis Sintomas Y Tratamiento

Cuando alguien sufre de un espasmo de glotis, puede experimentar dificultad repentina para respirar y hablar. Este problema se produce cuando los músculos de las cuerdas vocales se contraen involuntariamente, lo que también es conocido como laringoespasmo.

Aunque experimentar un espasmo de glotis leve, en el que aún se puede exhalar aire, puede resultar aterrador, por lo general no representa un peligro y suele durar solo unos minutos.

El espasmo de las cuerdas vocales puede ocurrir de manera ocasional y ser provocado por diferentes condiciones médicas.

Normalmente, cuando una persona respira, las cuerdas vocales se separan. Sin embargo, en el caso de un laringoespasmo, las cuerdas vocales se juntan de manera forzada. Esto puede ocasionar que las vías respiratorias se cierren total o parcialmente.

El espasmo de glotis generalmente tiene una duración de aproximadamente 60 segundos, lo cual no supone un peligro significativo. Sin embargo, en casos raros, como respuesta a la anestesia, puede prolongarse y requerir atención médica de emergencia.

Los espasmos de glotis pueden ocurrir durante la alimentación, pero a diferencia de la asfixia, no hay obstrucción en la garganta. Algunos síntomas del laringoespasmo incluyen dificultad repentina para respirar sin una causa aparente, sensación de opresión en la garganta y ocasionalmente pérdida del conocimiento.

El espasmo de glotis puede estar asociado a otras condiciones, lo que podría generar síntomas adicionales. Por ejemplo, las personas con enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) podrían experimentar acidez estomacal o reflujo antes, durante o después de un espasmo en las cuerdas vocales.

En algunas ocasiones, puede haber una condición más seria que se asemeje a un espasmo de glotis. Si alguien experimenta dificultad para respirar después de tomar un nuevo medicamento o comer algo, no deben asumir automáticamente que están sufriendo un espasmo de glotis. En estos casos, la sensación de opresión en la garganta podría indicar una reacción alérgica.

Compartir en Pinterest Un espasmo de glotis puede ocurrir como un reflejo para evitar el ahogamiento accidental.

Los especialistas médicos sostienen que el espasmo de glotis puede ser una reacción natural del cuerpo para evitar la asfixia o ahogamiento involuntario.

Un ejemplo de esto es cuando una persona inhala accidentalmente comida mientras está hablando. En estos casos, el espasmo de glotis puede ocurrir para evitar que la comida obstruya las vías respiratorias. Por eso es común experimentar un espasmo de glotis al comer o beber. Algunas personas pueden sentir síntomas después de tener la sensación de que la comida ha caído por el “camino equivocado”.

A diferencia de la sensación de tener algo atascado en la garganta que se experimenta durante una asfixia, el laringoespasmo no provoca esa misma sensación. Además, es importante destacar que la maniobra de Heimlich no es efectiva para detener un laringoespasmo.

El acto de comer puede ser una de las posibles causas del espasmo de glotis, pero no es la única. Existen otras razones que pueden provocar esta sensación aterradora. Es importante tener en cuenta estas alternativas para comprender mejor este problema.

Contents

You might be interested:  Servicios de urgencia en la Clínica Redsalud Santiago

Estrés y ansiedad: Síntomas y tratamiento

En ocasiones, algunas personas pueden experimentar un espasmo de glotis como respuesta a situaciones de ansiedad o estrés extremo. Durante un episodio de pánico, la hiperventilación o el miedo intenso pueden desencadenar este tipo de espasmo en la garganta. Esta sensación de opresión puede aumentar aún más los niveles de pánico.

Anestesia

La administración de anestesia puede provocar la aparición del espasmo de glotis, especialmente en los niños y bebés. En general, alrededor del 1 por ciento de los adultos y niños que reciben anestesia experimentan este problema. Sin embargo, en aquellos niños con asma o infecciones respiratorias, la incidencia aumenta a aproximadamente un 10 por ciento.

Es probable que las personas que sufren un espasmo de glotis durante una cirugía bajo anestesia general no se den cuenta de lo ocurrido, ya que el anestesiólogo tomará medidas inmediatas para solucionarlo.

Espasmo de glotis: síntomas y tratamiento

Los trastornos neurológicos pueden provocar la aparición de un espasmo en las cuerdas vocales. Por ejemplo, aquellos que han sufrido una lesión reciente en la médula espinal o el cerebro pueden experimentar contracciones musculares involuntarias, como el laringoespasmo.

Las lesiones en los nervios, especialmente en el cuello y la columna, pueden contribuir al desarrollo de espasmos de glotis. Estos espasmos también pueden ocurrir en personas con parálisis de las cuerdas vocales.

Síntomas y tratamiento del reflujo gastroesofágico (ERGE)

El reflujo gastroesofágico (ERGE) es un trastorno en el que los contenidos del estómago, como el ácido gástrico, retroceden hacia el esófago y alcanzan la garganta.

El ardor y el dolor intensos son síntomas comunes en algunas personas que padecen de ERGE. Además, también pueden experimentar laringoespasmos. Según un pequeño estudio realizado en ocho individuos con ERGE, se encontró que aquellos que habían tenido una infección respiratoria reciente tenían un mayor riesgo de sufrir laringoespasmos. En este grupo, tanto la tos fuerte como los desmayos fueron desencadenantes de estos espasmos en la garganta.

Asma y alergias: Síntomas y tratamiento

Las personas que sufren de asma y alergias respiratorias tienen mayor riesgo de experimentar espasmos en la glotis. Para reducir las posibilidades de sufrir futuros episodios, es importante tratar estas alergias y llevar siempre consigo un inhalador para el asma. Además, aquellos individuos con problemas respiratorios, como el asma, son más susceptibles a padecer laringoespasmo durante una anestesia. Es fundamental tomar precauciones adicionales en estos casos para evitar complicaciones.

Comprimir la respiración durante unos 5 segundos, tomando aire por la nariz y soltándolo con los labios fruncidos, puede ser efectivo para detener un espasmo de glotis.

Durante un episodio de espasmo de glotis, es importante mantener la calma en todo momento. No se debe intentar jadear o tragar aire por la boca, ya que esto puede empeorar el espasmo y hacer que los síntomas sean más intensos. Es fundamental evitar entrar en pánico, ya que esto prolongará la duración del espasmo y aumentará la sensación de malestar.

Existen algunas técnicas simples que pueden ayudar a detener el espasmo de glotis:

You might be interested:  Los Cepillos de Dientes Manuales Más Efectivos

1. Realiza una técnica de respiración: Mantén la respiración durante 5 segundos y luego inhala lentamente por la nariz. Exhala con los labios fruncidos. Repite este proceso hasta que el espasmo se detenga.

2. Utiliza una pajita o popote cortado por la mitad: Durante un ataque, coloca tus labios alrededor de la pajita e inhala solo a través de ella, evitando respirar por la nariz. Esta técnica promueve una respiración más lenta que puede ayudar a relajar las cuerdas vocales.

3. Aplica presión en un punto cerca de las orejas: Este punto, conocido como muesca del laringoespasmo, puede obligar a las cuerdas vocales a relajarse. Encuentra el área blanda detrás de los lóbulos de las orejas y justo encima de la mandíbula. Presiona firmemente hacia abajo y hacia la garganta. La presión debe ser lo suficientemente fuerte como para sentir dolor y si funciona correctamente, debería aliviar los síntomas del espasmo inmediatamente.

Recuerda que estas técnicas son útiles para controlar temporalmente el espasmo de glotis pero es importante consultar con un médico especialista para recibir un diagnóstico adecuado y determinar el tratamiento más apropiado según cada caso particular.

Otras opciones de tratamiento se enfocan en tratar la causa subyacente del espasmo de glotis. Por ejemplo, las personas que sufren de trastornos de ansiedad pueden encontrar beneficio en medicamentos para la ansiedad o terapia psicológica. Además, el tratamiento adecuado para úlceras puede reducir la gravedad del reflujo gastroesofágico y también prevenir los espasmos de glotis.

Las personas que sufren de espasmos de glotis frecuentes durante la noche pueden necesitar utilizar una máquina de presión positiva continua de las vías respiratorias (CPAP, por sus siglas en inglés) para dormir. En algunos casos, la terapia del habla puede ser útil, especialmente cuando hay una causa neurológica subyacente. Si otros tratamientos no funcionan, se puede considerar la opción de recibir inyecciones de toxina botulínica (Botox) para paralizar las cuerdas vocales y prevenir futuros ataques.

Los especialistas médicos pueden llevar a cabo diferentes pruebas con el fin de identificar la causa del espasmo de glotis. Además, realizarán preguntas relacionadas con el estilo de vida, los niveles de ansiedad y las circunstancias que rodean al episodio. Algunas pruebas comunes incluyen estudios gastrointestinales, una tomografía computarizada de los senos nasales, pruebas alérgicas y la experimentación con diversos medicamentos para determinar qué está desencadenando el espasmo.

Es importante que las personas que hayan tenido episodios de laringoespasmo informen a su médico antes de someterse a una anestesia. Aunque es poco común, si el laringoespasmo no se detiene después de 1 o 2 minutos, o si provoca pérdida del conocimiento, es necesario considerarlo como una emergencia médica. En estos casos, se debe llamar al número de emergencias (911) o acudir directamente a la sala de urgencias.

Última evaluación médica llevada a cabo el 3 de septiembre de 2017.

Cómo aliviar los espasmos de la garganta

El tratamiento en el hogar para el espasmo de glotis, también conocido como espasmo en el cuello, puede incluir varias medidas. Una opción es aplicar calor o hielo en la zona afectada para aliviar el dolor y reducir la inflamación. También se pueden tomar analgésicos de venta libre para controlar el malestar.

You might be interested:  Terapia para el Trastorno Límite de la Personalidad

Además, es importante evitar actividades que puedan empeorar los síntomas y causar más dolor en el cuello. Realizar estiramientos suaves del cuello puede ser beneficioso, así como recibir masajes o manipulaciones por parte de un profesional capacitado.

Sensaciones de un espasmo en la garganta

Los espasmos de glotis son contracciones involuntarias y repentinas de los músculos que rodean la laringe, lo cual puede causar dificultad para respirar. Los síntomas más comunes incluyen una sensación de opresión en la garganta, tos seca y ronquera. Estos episodios pueden durar desde unos pocos segundos hasta varios minutos.

El tratamiento para el espasmo de glotis depende de su causa subyacente. En algunos casos, simplemente tomar agua o inhalar vapor puede ayudar a aliviar los síntomas. Sin embargo, si los espasmos son recurrentes o severos, es importante buscar atención médica para determinar la causa exacta y recibir un tratamiento adecuado.

Algunas medidas generales que pueden ayudar a prevenir los espasmos incluyen evitar irritantes como el humo del cigarrillo o productos químicos fuertes, mantener una buena hidratación y controlar el estrés. Además, es recomendable seguir las indicaciones del médico en cuanto a medicamentos específicos o terapias respiratorias que puedan ser necesarios para tratar este problema.

Recuerda siempre consultar con un profesional de la salud antes de iniciar cualquier tratamiento por tu cuenta.

Definición del espasmo de la glotis

El espasmo de glotis, también conocido como laringoespasmo, es un trastorno que se caracteriza por la contracción involuntaria y temporal de las cuerdas vocales. Esta condición puede dificultar tanto el habla como la respiración durante un período determinado.

Los síntomas del espasmo de glotis pueden variar en intensidad y duración, pero generalmente incluyen:

1. Sensación repentina de falta de aire.

2. Dificultad para hablar o emitir sonidos.

3. Ronquera o voz entrecortada.

4. Opresión en la garganta.

5. Tos persistente e irritante.

6. Sensación de asfixia o ahogo.

Es importante destacar que estos síntomas suelen aparecer abruptamente y desaparecer después de unos minutos sin dejar secuelas permanentes.

En cuanto al tratamiento del espasmo de glotis, existen diversas opciones que pueden ayudar a aliviar los síntomas y prevenir futuros episodios:

1. Relajación: Practicar técnicas de relajación muscular puede ser beneficioso para reducir el estrés y disminuir la probabilidad de experimentar un espasmo.

2. Respiración profunda: Aprender a respirar correctamente puede ayudar a controlar los ataques agudos y mejorar la capacidad pulmonar.

3. Evitar desencadenantes: Identificar los factores desencadenantes individuales (como alergias, irritantes ambientales o alimentos específicos) y evitarlos puede ser útil para prevenir nuevos episodios.

4. Medicamentos: En algunos casos, se pueden recetar medicamentos antiespasmódicos para controlar los síntomas y reducir la frecuencia de los espasmos.

5. Terapia vocal: La terapia con un logopeda puede ser beneficiosa para mejorar la técnica vocal y fortalecer las cuerdas vocales, lo que puede ayudar a prevenir futuros episodios.

6. Cirugía: En casos graves o persistentes, se puede considerar la cirugía como último recurso para tratar el espasmo de glotis.

Es fundamental consultar a un médico especialista en otorrinolaringología para obtener un diagnóstico preciso y determinar el mejor plan de tratamiento individualizado.