Nombre De Los Dientes Y Muelas

Los dientes tienen nombres específicos que nos ayudan a identificar cada una de las piezas dentales. Cuando queremos hablar de ellos, usamos un término general para hacernos entender, y si queremos referirnos a uno en particular, simplemente lo señalamos con el dedo.

Cada diente y muela tiene un nombre específico y desempeña una función distinta en el proceso de masticación y deglución. Aunque es posible que utilicemos diferentes términos para referirnos a ellos, existe una terminología más técnica para nombrarlos correctamente.

Nombres de los dientes y muelas

Los dientes se clasifican en cuatro grupos: incisivos, caninos, premolares y molares. Cada uno de ellos tiene un nombre más común: paletas, colmillos y muelas.

Incisivos

Los dientes frontales son aquellos que se encuentran en la parte delantera de nuestra boca. Tenemos dos dientes frontales arriba y otros dos abajo. Por otro lado, los dientes laterales también forman parte de nuestra dentadura. Al igual que los frontales, tenemos dos dientes laterales arriba y otros dos abajo.

Los dientes incisivos son los que se destacan más al hablar o sonreír. Se encuentran en el centro de la boca y constan de 4 piezas frontales tanto en la parte superior como inferior.

Los dientes incisivos son los primeros en aparecer, generalmente a partir de los seis meses de edad. Estos son los dientes de leche o primarios y pueden seguir saliendo durante el primer año. Los incisivos permanentes reemplazan a los dientes de leche entre los seis y ocho años.

Los dientes incisivos tienen como principal función cortar los alimentos y ayudar en el proceso de masticación antes de tragar, evitando así la posibilidad de atragantamiento al ingerir grandes trozos de comida.

Caninos

Existen 4 dientes, 2 en la parte superior y 2 en la inferior.

Los dientes conocidos como “colmillos” son famosos por su forma puntiaguda. Son los dientes más afilados y su anatomía puede variar de una persona a otra. Su principal función es arrancar y desgarrar los alimentos.

Los dientes caninos suelen aparecer alrededor de los 18 meses, aunque esto puede variar en cada bebé. En algunos casos, pueden tardar hasta los dos años en salir.

Los dientes caninos permanentes de la mandíbula inferior suelen hacer erupción alrededor de los nueve años, mientras que los superiores tienden a demorarse un poco más y aparecen entre los diez y doce años.

Premolares

Los primeros premolares son 4 dientes, 2 en la parte superior y 2 en la inferior. Los segundos premolares también son 4 dientes, 2 arriba y 2 abajo.

Estos dientes, conocidos como premolares, reciben su nombre debido a su posición entre los caninos y los molares. Aunque comúnmente se les llama “muelas”, es importante destacar que son diferentes de las muelas propiamente dichas.

Los premolares cumplen un importante papel en el proceso de digestión al desmenuzar los alimentos.

En cuanto a los premolares, los dientes de leche empiezan a aparecer alrededor del año y medio, mientras que los dientes permanentes salen aproximadamente a partir de los diez años.

Molares

Los dientes y muelas son los componentes más comunes en la boca, con un total de 12 unidades.

Los primeros molares son 4 dientes, 2 en la parte superior y 2 en la parte inferior. Los segundos molares también son 4 dientes, distribuidos de la misma manera. Las muelas del juicio, o terceros molares, también constan de 4 piezas dentales, con igual cantidad tanto arriba como abajo.

You might be interested:  Tratamiento de la Esofagitis Erosiva Grado A De Los Angeles: Opciones y recomendaciones

Los dientes molares o muelas se encuentran al final de la boca, después de los premolares. Son los dientes que más utilizamos al masticar alimentos, por lo tanto, son más anchos y planos en comparación con los demás.

De esta manera, los dientes y las muelas desempeñan de manera más eficiente su función principal: moler los alimentos para facilitar la digestión. Son los dientes que tenemos en mayor cantidad, ya que al llegar a la edad adulta contamos con un total de 12 muelas.

Los primeros molares surgen alrededor de los seis años y no se convierten en dientes permanentes hasta los doce años. Por otro lado, los segundos molares no reemplazan a ningún diente de leche, sino que comienzan a salir detrás de los primeros entre las edades de once y trece años.

Las muelas del juicio son los terceros molares que se encuentran en la parte posterior de la boca. Estas piezas dentales, también conocidas como cordales, suelen aparecer entre los 18 y 24 años de edad, aunque en algunos casos pueden no salir nunca.

La erupción de las muelas del juicio puede causar molestias si no tienen suficiente espacio en la boca para salir correctamente, lo que puede requerir su extracción.

Los dientes se dividen en diferentes tipos, dependiendo de su ubicación en la boca. En la arcada superior e inferior encontramos los incisivos, caninos, premolares y molares. Cada uno de estos dientes cumple una función específica en el proceso de masticación y son fundamentales para mantener una buena salud bucal.

Nombres de los dientes superiores e inferiores

Cada vez que cerramos la boca y mordemos, nuestros dientes entran en contacto unos con otros. Esto significa que tanto en la parte superior como inferior de nuestra boca tenemos los mismos tipos de dientes. Para referirnos a un diente específico, podemos simplemente decir “incisivo de arriba” o “canino de abajo”.

Nombres de las muelas: ¿Cuáles son?

Los dientes posteriores, también conocidos como muelas, reciben diferentes nombres según su ubicación en la boca. Los premolares se encuentran antes de los molares y son responsables de triturar los alimentos. Los molares se ubican más hacia atrás y también ayudan en el proceso de masticación. Por último, las cordales o muelas del juicio son las últimas en aparecer y a menudo requieren extracción debido a problemas de espacio o alineación incorrecta.

¿Cómo se llaman las muelas?

Los dientes y las muelas son parte de nuestra boca y nos ayudan a comer y hablar. Hay diferentes tipos de dientes que cumplen distintas funciones. Los incisivos son los dientes delanteros, los que usamos para cortar la comida en trozos pequeños. Los caninos son los dientes puntiagudos al lado de los incisivos, se parecen a los colmillos de algunos animales y nos ayudan a desgarrar la comida.

Luego están los premolares, que están ubicados después de los caninos. Estos tienen una forma más plana y nos sirven para triturar la comida antes de tragarla. Por último, tenemos las muelas o molares, que se encuentran en la parte posterior de nuestra boca. Son grandes y fuertes, perfectos para moler alimentos más difíciles como carne o nueces.

Es importante cuidar nuestros dientes y muelas cepillándolos regularmente con pasta dental y usando hilo dental para eliminar restos de comida entre ellos. También es recomendable visitar al dentista periódicamente para asegurarnos de tener una buena salud bucal.

Nombres de los dientes temporales y permanentes

Los dientes de leche o temporales reciben este nombre debido a su color blanco y brillante característico. Estos dientes muestran un tono más claro en comparación con los dientes permanentes, ya que el esmalte de estos últimos es más joven.

Aunque comúnmente se les conoce como “dientes de leche”, los nombres de los dientes y muelas en los niños son los mismos que en las personas adultas. Por ejemplo, encontramos caninos de leche, muelas de leche, entre otros.

You might be interested:  Planta similar al diente de león

En la siguiente ilustración, indicamos los nombres de cada uno de los dientes temporales, así como la edad en que comienzan a aparecer y el momento en que se caen.

¿Cómo se llaman los dientes frontales superiores?

Los dientes delanteros y los que están a su lado se llaman incisivos. En total, tenemos cuatro en la parte de arriba y otros cuatro en la parte de abajo. Estos dientes tienen forma de pequeño cincel, con puntas planas y filosas. Son los encargados de cortar los alimentos cuando mordemos.

Además de los incisivos, también tenemos otros tipos de dientes en nuestra boca. Por ejemplo, las muelas son aquellos que se encuentran al final del conjunto dental. Hay molares en la parte superior e inferior, y su función principal es triturar los alimentos para facilitar la digestión.

Cada tipo de diente cumple una función específica al comer. Los incisivos nos ayudan a cortar los alimentos en pedazos más pequeños, mientras que las muelas se encargan de molerlos antes de ser tragados por el sistema digestivo. Es importante cuidar todos nuestros dientes para poder disfrutar correctamente nuestras comidas y mantener una buena salud bucal.

Números de los dientes y muelas

Los dentistas tenemos una forma propia de referirnos a los dientes: mediante un sistema de numeración. Existen diferentes nomenclaturas, pero todas ellas identifican cada pieza dental con un número único. Así, sabemos con certeza a qué pieza nos referimos, en qué cuadrante está y en qué arcada.

Para mantener una buena salud bucal y tener una sonrisa bonita, es importante visitar regularmente a tu dentista de confianza.

¿Cómo se llama cuando un diente cae?

El proceso de dentición es cuando los dientes comienzan a crecer en las encías de la boca de los bebés y niños pequeños. Durante esta etapa, los dientes empujan hacia afuera desde debajo de las encías, lo que puede causar molestias y dolor en el niño. Es un proceso natural que ocurre a medida que el niño crece y se desarrolla.

Durante la dentición, es importante cuidar adecuadamente los dientes del niño para garantizar una buena salud bucal. Esto incluye cepillar regularmente sus dientes con un cepillo suave y pasta dental adecuada para su edad. También se recomienda visitar al odontólogo regularmente para asegurarse de que todo esté bien con la dentición del niño.

Es normal que durante este período el bebé pueda presentar síntomas como irritabilidad, babeo excesivo e incluso dificultad para dormir o comer. Para aliviar estos síntomas, se pueden utilizar mordedores especiales diseñados para masajear las encías del bebé o aplicar compresas frías sobre ellas. Sin embargo, siempre es recomendable consultar con el pediatra antes de administrar cualquier medicamento o remedio casero.

Cuadrantes y división de los dientes: ¿Qué son y cómo se dividen?

Los cuadrantes son divisiones imaginarias que se realizan en la boca de una persona. En total, existen cuatro cuadrantes: dos en la parte superior y dos en la inferior.

Los dientes y las muelas se dividen en cuatro cuadrantes en la boca. El primer cuadrante se encuentra en la parte superior izquierda, el segundo cuadrante está en la parte superior derecha, el tercer cuadrante está en la parte inferior derecha y el cuarto cuadrante se encuentra en la parte inferior izquierda. Esta división ayuda a los dentistas a identificar y referirse fácilmente a cada área de la boca durante los tratamientos dentales.

¿Cuál es el nombre de la última muela en la boca?

Las muelas del juicio son los terceros molares superiores e inferiores que se encuentran en la parte posterior de la boca. Estas muelas reciben su nombre porque generalmente erupcionan entre los 17 y los 21 años, cuando se supone que una persona ha adquirido cierta madurez.

You might be interested:  El Misterio del Diente de León

En relación a las muelas del juicio, es importante tener en cuenta lo siguiente:

1. Erupción tardía: Las muelas del juicio suelen ser las últimas en aparecer, ya que lo hacen después de todos los demás dientes permanentes.

2. Espacio limitado: Debido a su ubicación al final de la fila dental, es común que las muelas del juicio no tengan suficiente espacio para erupcionar correctamente.

3. Problemas asociados: La falta de espacio puede ocasionar diversos problemas como apiñamiento dental, dolor e inflamación en la zona afectada.

4. Extracción recomendada: En muchos casos, el odontólogo recomendará extraer las muelas del juicio para prevenir complicaciones futuras.

Es fundamental consultar con un especialista para evaluar si es necesario realizar extracciones o tomar medidas preventivas adecuadas respecto a las muelas del juicio.

Partes de los dientes y muelas

Existen tres componentes principales en la estructura de los dientes: la corona, la dentina y la raíz. Aunque hay más aspectos a considerar en cuanto a su anatomía, nos enfocaremos en explicar estas tres partes específicas.

La corona

El diente es la parte más visible de la pieza dental y está protegido por una capa externa llamada esmalte. El esmalte es un material resistente que brinda protección contra impactos.

La dentina

El nervio del diente se encuentra rodeado y protegido por una capa llamada pulpa. Esta zona es extremadamente sensible y también alberga los vasos sanguíneos que nutren el diente.

Cuando el esmalte dental se desgasta y la dentina queda expuesta, existe un mayor riesgo de sufrir infecciones bucales. Por lo tanto, es fundamental mantener una buena higiene oral para evitar este tipo de problemas.

La raíz

Los dientes y las muelas pueden tener una o más raíces, dependiendo de su tipo. La raíz es la parte interna del hueso y se conecta con la corona a través del cuello y el ligamento periodontal.

La presencia de una o varias raíces dentales puede tener un impacto en ciertos procedimientos odontológicos, como por ejemplo la realización de una endodoncia.

Es fundamental cuidar nuestros dientes para lucir una sonrisa radiante y mantener una buena salud bucal. Por eso, es importante recordar la importancia de visitar regularmente a nuestro dentista de confianza y realizarnos una limpieza profesional cada 8 o 10 meses. Mantener nuestra boca en óptimas condiciones nos permite disfrutar de una vida sin molestias ni problemas dentales. No olvides seguir estos consejos para tener unos dientes sanos y bonitos.

¿Necesitas una evaluación dental? Puedes solicitar tu cita en nuestras clínicas ubicadas en Madrid a través de nuestro formulario web. ¡Estamos ansiosos por atenderte!

En Ferrus & Bratos seguimos ciertas directrices editoriales que garantizan la exactitud de toda la información que compartimos. Si estás interesado en conocer más acerca de cómo nos aseguramos de mantener nuestro contenido actualizado y respaldado correctamente, te invitamos a leer nuestra política editorial.

Pruebas diágnostiscas y plan de tratamiento integral gratuito

¿Consideras que este artículo merece una calificación de 5 estrellas? Nos encantaría conocer tu opinión. Por favor, comparte tu valoración sobre el contenido del texto.

Pedro Pablo Martínez es un odontólogo graduado de la Universidad Alfonso X el Sabio. Se especializó a través de dos másteres, uno en Odontología Integrada en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y otro en Endodoncia en la misma universidad donde se graduó. Además de su trabajo como profesional, también dedica tiempo a la investigación y ha publicado varios artículos científicos en revistas como Journal of Dentistry o Journal of Clinical Periodontology.

Si deseas obtener más información sobre el doctor Martínez, puedes revisar su currículum vitae y visitar su página personal.