Ionomero De Vidrio En Dientes Temporales

Investigadores de la Universidad Autónoma de Coahuila, unidad Torreón, han llevado a cabo un estudio sobre el uso del ionómero de vidrio en dientes temporales. En su investigación, analizaron las propiedades y ventajas de este material dental para restaurar los dientes primarios afectados por caries u otras lesiones. Los resultados obtenidos demostraron que el ionómero de vidrio es una opción efectiva y segura para tratar estos casos en niños. Esta información resulta relevante para mejorar la salud bucal infantil y garantizar una adecuada función masticatoria durante la etapa temporal antes del recambio dentario definitivo.

Odontopediatras graduados de la Universidad Autónoma de Coahuila, campus Torreón.

Soy una dentista graduada de la Universidad Autónoma de Coahuila, unidad Torreón.

Resumen

Introducción: A lo largo del tiempo, los ionómeros de vidrio han experimentado importantes avances desde su desarrollo por parte de Wilson y Kent. En particular, los ionómeros de vidrio reforzados encapsulados han revolucionado la restauración dental en odontología pediátrica. El objetivo principal de este estudio es destacar la versatilidad del ionómero de vidrio reforzado para restaurar lesiones interproximales en dientes temporales, logrando resultados estéticos y funcionales satisfactorios.

Caso clínico: Presentamos el caso de un paciente de 7 años con impactación alimentaria entre los dientes 75 y 74 debido a una lesión cariosa. Tras realizar radiografías, se opta por utilizar un ionómero de vidrio reforzado para llevar a cabo la restauración interproximal.

Resultados: Los resultados obtenidos fueron óptimos tanto en términos estéticos como funcionales. La utilización del ionómero de vidrio reforzado permitió obtener una restauración que cumplió con éxito sus objetivos.

El uso de ionómero de vidrio reforzado en restauraciones interproximales en pacientes pediátricos es una opción efectiva y segura. Este material ofrece numerosas ventajas, como su capacidad para liberar iones beneficiosos para los dientes y su excelente adhesión a la estructura dental. Además, el ionómero de vidrio reforzado presenta propiedades estéticas aceptables y una buena resistencia al desgaste.

En las restauraciones interproximales, el ionómero de vidrio reforzado ha demostrado ser eficaz en la prevención de caries recurrentes y la protección del tejido dental circundante. También se ha observado que este material puede reducir la sensibilidad postoperatoria, lo cual es especialmente importante en pacientes pediátricos.

Es importante destacar que el éxito del uso del ionómero de vidrio reforzado en restauraciones interproximales depende tanto de la técnica utilizada como del cumplimiento adecuado por parte del paciente con las medidas preventivas recomendadas. Es fundamental realizar un correcto aislamiento absoluto durante el procedimiento para garantizar una óptima adhesión y evitar contaminación bacteriana.

Abstract

Introduction: glass ionomers have had a great evolution since they were developed by Wilson and Kent, to the encapsulated reinforced glass ionomers that have undoubtedly revolutionized the restoration in pediatric dentistry. Objective: to present the versatility of the reinforced glass ionomer for the restoration of interproximal lesions in temporal teeth, achieving high aesthetics and function. Clinical case: a 7-year-old patient who arrives with impaction of food between the dental organs 75 and 74 due to a carious lesion, when taking the x-rays it is decided to perform interproximal restoration with reinforced glass ionomer. Results: an optimal result was achieved, both aesthetics and function. Conclusion: The encapsulated reinforced glass ionomer (Equia) is an excellent option and can be used for interproximal restorations in temporary teeth.

Palabras clave: ionómero de vidrio reforzado, restauraciones interproximales, paciente pediátrico.

El ionómero de vidrio reforzado es un material utilizado en odontología para realizar restauraciones en dientes temporales. Estas restauraciones se realizan principalmente en áreas interproximales, donde los dientes están muy cerca uno del otro.

Este tipo de material tiene varias ventajas cuando se utiliza en pacientes pediátricos. En primer lugar, es fácil y rápido de aplicar, lo que reduce el tiempo total del tratamiento dental. Además, el ionómero de vidrio reforzado tiene una buena adhesión a la estructura dental y proporciona una barrera protectora contra las bacterias y otros agentes externos.

Otra ventaja importante es que este material libera iones fluoruro gradualmente a medida que se desgasta con el tiempo. Esto ayuda a prevenir la formación de caries dentales adicionales y promueve la salud bucal a largo plazo.

Introducción

Los ionómeros de vidrio han experimentado avances significativos desde su desarrollo inicial en Inglaterra por Wilson y Kent. En la actualidad, contamos con versiones de alta viscosidad reforzadas que ofrecen numerosas ventajas. Uno de los beneficios más destacados es su capacidad para liberar fluoruro y recargarse con él, lo cual promueve un intercambio iónico entre el material dental y el biofilm presente en la superficie del diente. Esta liberación de fluoruro brinda una protección adicional a la estructura dental.

You might be interested:  Tratamiento de maderas con sal de limón: una solución natural y efectiva

El Ionomero de Vidrio en dientes temporales ha experimentado mejoras significativas desde su introducción en Europa en 1975 y posteriormente en Estados Unidos en 1977. Estos avances se han logrado a través de modificaciones en sus componentes, lo que ha resultado en una mejora tanto física como química del material, así como una mayor capacidad de adhesión al esmalte y la dentina.

Los ionómeros de vidrio tradicionales se consideraban adecuados solo para restauraciones temporales y no se recomendaban para uso permanente. Sin embargo, en el año 2007 se introdujo al mercado el Fuji IX Extra, un ionómero de vidrio con nanorelleno que posteriormente fue renombrado como Equia Fil en 2011. Luego, en el año 2015, se desarrolló y lanzó al mercado el Equia Forte con tecnología de vidrio híbrido. Este material consiste en un ionómero de vidrio altamente viscoso recubierto con nanorrelleno llamado Equia Forte Coat (GC América).

En odontología pediátrica, es importante seleccionar el material adecuado para restaurar los dientes temporales. Esto se debe a diversos factores como la resistencia, adaptabilidad, integridad marginal y color apropiado del material. Además, es fundamental considerar su tolerancia a la humedad. En este sentido, los rellenos en bloque (Bulk fill) y las aplicaciones de un solo paso son muy beneficiosos cuando se trata de pacientes pediátricos. Estas opciones ofrecen ventajas significativas al cumplir con todas estas necesidades específicas durante el proceso de restauración dental en niños.

Objetivo

El ionómero de vidrio reforzado es una excelente opción para restaurar lesiones interproximales en dientes temporales, ya que ofrece tanto estética como función de alta calidad. Su versatilidad permite obtener resultados satisfactorios en términos de apariencia y rendimiento.

Propósito de la restauración

En la actualidad, se ha llegado a comprender mejor los procesos de caries, desmineralización y remineralización gracias a la evidencia científica. Esto nos lleva a cuestionar la necesidad de una remoción completa de las lesiones cariosas. Ahora se entiende que el objetivo principal de una restauración dental debe ser otro.

Es importante evitar en la medida de lo posible dañar el tejido pulpar, a menos que haya signos claros de pulpitis irreversible. Esto se debe a que queremos conservar la mayor cantidad de tejido sano y lograr una restauración exitosa para prolongar la vida útil del diente y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Caso clínico

Una niña de 7 años fue a la clínica dental Catarina para recibir tratamiento.

Motivo de consulta

La madre comenta que la niña no presenta síntomas y no mencionó haber tenido ninguna molestia previa.

Exploración clínica

Se pueden observar lesiones entre los dientes 7.4 y 7.5, en la cara que se encuentra alejada del órgano dental y en la parte cercana al órgano dental respectivamente. No hay señales de inflamación de las encías ni indicios de pulpitis irreversible (Figura 1).

Evaluación radiográfica

Se observan daños que alcanzan hasta la mitad de la dentina. (Fig. 2).

Plan de tratamiento

Se decide utilizar el ionómero de vidrio reforzado (Equia Forte de GC) para llevar a cabo restauraciones interproximales.

Procedimiento

En los procedimientos de restauración dental, es fundamental realizar un aislamiento absoluto adecuado. Para lograr esto, se utilizan diques de hule Nic Tone y grapas atraumáticas (Fig. 3). Estos elementos permiten mantener el área de trabajo libre de humedad y saliva, garantizando así una mejor adhesión y durabilidad en la restauración dental.

La eliminación parcial de la lesión se realiza utilizando una fresa de bola a baja velocidad (Fig. 4).

Una vez que se alcanza la dentina firme, se interrumpe la eliminación y comienza el proceso de restauración.

Se procede a colocar las matrices seccionales durante el tratamiento. (Fig. 5).

Figura 5. Aplicación de una matriz seccional TDV de Zeyco en dientes temporales.

La colocación de esta matriz permite mantener el espacio adecuado entre los dientes adyacentes, evitando así posibles problemas futuros como la malposición dental o la falta de espacio para el correcto desarrollo del diente permanente.

Es importante destacar que este tipo de matrices están especialmente diseñadas para adaptarse a las características anatómicas y dimensiones propias de los dientes temporales, lo cual garantiza una óptima retención y sellado durante el proceso de restauración.

El uso del ionómero de vidrio en combinación con estas matrices proporciona beneficios adicionales, ya que este material tiene propiedades remineralizantes y liberadoras de flúor, lo cual contribuye a fortalecer el esmalte dental y prevenir futuras lesiones por caries.

Se realiza una limpieza del esmalte utilizando hipoclorito de sodio al 5.25% durante un minuto para eliminar las proteínas presentes en él.

Se aplica el acondicionador de cavidades (GC America) durante 10 segundos.

Fig. 6: Desproteinización y aplicación de acondicionador de cavidad.

En la figura número 6 se muestra el proceso de desproteinización y colocación del acondicionador de cavidad. Este paso es importante antes de aplicar el ionómero de vidrio en los dientes temporales. La desproteinización consiste en eliminar las proteínas presentes en la superficie dental, lo cual se logra mediante el uso de agentes específicos. Una vez realizada esta etapa, se procede a aplicar el acondicionador de cavidad, que tiene como objetivo mejorar la adhesión del ionómero al diente temporal. Es importante seguir correctamente este procedimiento para garantizar una correcta colocación y durabilidad del material utilizado en restauraciones dentales temporales con ionómero de vidrio.

You might be interested:  Tratamiento para la mucosidad en la garganta

Se prepara la cápsula de ionómero de vidrio y se coloca en la cavidad dental, dándole forma durante 2.5 minutos.

Se aplica G Coat (GC América) durante 30 segundos y se cura con luz.

Se procede a remover la matriz y se realiza el pulido y acabado del diente (Fig. 7).

Fig. 7. Restauración completa utilizando el material Equia Forte (GC América) y aplicando G Coat. El color de la restauración es B1.

Resultados

Se obtuvo un excelente resultado en términos de apariencia y funcionalidad, ya que se observó un sellado interproximal muy efectivo en la radiografía final del estudio (Fig. 8).

Fig. 8 Radiografía final, se aprecia el sellado entre los dientes adyacentes.

Discusión

Según la literatura, los ionómeros de vidrio reforzados son muy útiles para los odontopediatras en el campo de las restauraciones dentales. Estos materiales tienen una estructura similar a la dental y liberan fluoruro de manera prolongada, lo que ayuda a prevenir la desmineralización de la dentina y promueve la remineralización de los tejidos circundantes. Además, su fácil aplicación hace que sean una buena opción para este tipo de tratamientos.

El dentista infantil debe elegir materiales que se integren de manera natural con el tejido dental y que sean fáciles de colocar y duraderos. En la actualidad, es importante tomar medidas preventivas y restaurativas para no solo reparar un diente, sino también mantener una salud bucal general y preservar el equilibrio del microbioma oral.

Conclusión

Los ionómeros de vidrio reforzados y encapsulados son una excelente opción en el consultorio dental debido a sus propiedades anti-caries, su facilidad de manipulación, su aspecto estético y su funcionalidad excepcional. En algunos casos, se pueden utilizar para evitar tratamientos más extensivos o invasivos, mejorando así el pronóstico y los resultados del tratamiento.

Obturación de dientes temporales: ¿Cómo se realiza?

En el caso de los dientes temporales, es importante realizar un biselado del esmalte antes de aplicar el grabado ácido. Esto se debe a que se recomienda evitar un exceso de grabado en la dentina de estos dientes, limitando su aplicación a un máximo de 10 segundos. Sin embargo, como alternativa al grabado ácido convencional, existen sistemas adhesivos autograbantes que simplifican este proceso.

Estos sistemas adhesivos autograbantes presentan ventajas significativas en el tratamiento de los dientes temporales. Al eliminar la necesidad del grabado ácido previo, se reduce considerablemente el tiempo necesario para llevar a cabo esta etapa del procedimiento. Además, al no requerir una técnica específica para su aplicación, resulta más sencillo y rápido utilizarlos.

Otra ventaja importante es que estos sistemas adhesivos autograbantes permiten una mayor conservación del tejido dental en los dientes temporales. Al evitar sobregrabados innecesarios en la dentina, se preserva mejor la estructura dental natural y se minimiza el riesgo de dañar o debilitar aún más estos dientes tan importantes durante la infancia.

Por último, cabe destacar que estos sistemas también ofrecen resultados estéticos satisfactorios en los tratamientos con ionómero de vidrio en dientes temporales. Gracias a su capacidad para adherirse tanto al esmalte como a la dentina sin necesidad del grabado ácido tradicional, logran una buena retención y estabilidad clínica.

Comparación entre resina y ionómero de vidrio

En general, el ionómero de vidrio es un material utilizado en odontología para restaurar dientes temporales. Se ha demostrado que este material tiene propiedades beneficiosas, como la liberación de fluoruro y una buena adhesión al diente.

Sin embargo, algunos estudios han comparado el desempeño del ionómero de vidrio con otro material llamado resina compuesta. En uno de estos estudios se concluyó que la resina compuesta tenía un mejor desempeño que el ionómero de vidrio. Sin embargo, es importante tener en cuenta que esta revisión no incluyó todos los estudios disponibles sobre el tema.

Cómo cubrir un diente provisional

Existen diferentes productos que pueden brindar alivio temporal en casos de dientes temporales dañados. Por ejemplo, la cera dental es una opción comúnmente utilizada para tapar el hueco de un diente y evitar molestias menores como la sensibilidad al frío o al calor. La cera se coloca sobre el área afectada y actúa como una barrera protectora, proporcionando un alivio momentáneo.

Otro producto utilizado con frecuencia es el cemento dental temporal. Este tipo de cemento se aplica directamente sobre el diente dañado, sellando cualquier fisura o cavidad existente. El cemento dental temporal puede ser especialmente útil en casos donde hay pérdida parcial del diente o cuando se necesita protegerlo mientras se espera por un tratamiento más definitivo.

P.S.: Es importante tener en cuenta que tanto la cera dental como el cemento dental temporal solo ofrecen una solución provisional y no deben considerarse como tratamientos a largo plazo. Siempre es recomendable buscar atención profesional odontológica para evaluar adecuadamente la situación y determinar cuál es la mejor opción de tratamiento para cada caso específico.

You might be interested:  Planta de Tratamiento de Aguas Residuales: ¡Cuidando nuestro medio ambiente!

Duración de los dientes temporales

Los dientes de leche, también conocidos como primeros dientes, suelen comenzar a aflojarse y caerse alrededor de los 6 años en la mayoría de los niños. Este proceso es natural y necesario para dar paso a los dientes permanentes que están creciendo debajo. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este cronograma puede variar y algunos niños pueden experimentar un retraso de hasta un año en la pérdida de sus dientes temporales.

Existen varios factores que pueden influir en el momento en que se produce esta transición dental. Uno de ellos es la genética, ya que algunos niños heredan patrones dentales similares a los miembros de su familia. Además, el desarrollo óseo del niño también juega un papel importante, ya que cada individuo tiene su propio ritmo de crecimiento.

Es normal preocuparse si tu hijo no ha perdido ningún diente temporal después del sexto cumpleaños. En estos casos, lo más recomendable es acudir al odontopediatra para una evaluación profesional. El especialista podrá determinar si existe algún problema subyacente o simplemente se trata de una variación dentro del rango normal.

En general, no hay motivo para alarmarse si el proceso se retrasa ligeramente. Sin embargo, es fundamental mantener una buena higiene bucal durante todo este período transitorio para prevenir problemas como caries o infecciones dentales. Además, asegúrate de fomentar hábitos saludables como cepillado regular y visitas periódicas al dentista desde temprana edad.

Recuerda que cada niño tiene su propio ritmo dental y lo más importante es brindarles cuidados adecuados durante todas las etapas de su desarrollo bucal. Si tienes alguna preocupación, no dudes en consultar con un profesional para obtener la orientación necesaria y garantizar una salud oral óptima para tu hijo.

Momento adecuado para extraer un diente de leche

Existen diversas razones por las cuales puede ser necesario extraer los dientes de leche. Una de ellas es cuando los dientes permanentes se encuentran bloqueados en su erupción debido a la presencia de los dientes temporales. En estos casos, es posible que sea necesario extraer los dientes de leche para permitir que los permanentes ocupen su lugar correctamente.

Cuando un diente permanente no puede emerger adecuadamente debido a la presencia del diente temporal, se dice que está impactado. Esto puede ocurrir en diferentes situaciones, como cuando el espacio disponible en la boca es insuficiente para albergar todos los dientes o cuando hay una malposición dental. La extracción del diente temporal permite liberar espacio y facilita el correcto posicionamiento del nuevo diente permanente.

P.S.: Es importante destacar que la decisión de extraer un diente temporal debe ser tomada por un dentista capacitado después de evaluar cuidadosamente cada caso individualmente. Además, siempre se deben considerar otras opciones antes de optar por la extracción dental, como tratamientos ortodónticos u otros procedimientos conservadores si son viables.

(Escribe aquí tu P.S.)

Definición de obturación provisional

El ionómero de vidrio es un material utilizado en odontología para obturar temporalmente una cavidad dentaria causada por caries cuando no se puede realizar una obturación definitiva. Este procedimiento tiene varias ventajas, como:

1. Protección del diente: El ionómero de vidrio actúa como una barrera protectora que evita la entrada de bacterias y alimentos en la cavidad dental, reduciendo el riesgo de infecciones.

2. Liberación gradual de fluoruro: Este material libera pequeñas cantidades de fluoruro a lo largo del tiempo, fortaleciendo el esmalte dental y previniendo futuras caries.

3. Adhesión al diente: El ionómero de vidrio se adhiere químicamente al tejido dental, proporcionando una mayor retención y estabilidad a largo plazo.

4. Estética aceptable: Aunque el ionómero de vidrio no ofrece la misma estética que otros materiales definitivos, su apariencia es aceptable para los dientes temporales debido a su color similar al del diente natural.

5. Fácil aplicación: La colocación del ionómero de vidrio es un procedimiento sencillo y rápido que puede realizarse en consultorio sin necesidad de preparaciones invasivas adicionales.

6. Baja sensibilidad postoperatoria: Los pacientes experimentan menos sensibilidad después del tratamiento con ionómero de vidrio en comparación con otros materiales más rígidos o termoplásticos.

7. Biocompatibilidad: El ionómero de vidrio ha demostrado ser biocompatible con los tejidos orales, minimizando las reacciones adversas o irritaciones locales.

8. Versatilidad: Además de su uso como material de obturación temporal, el ionómero de vidrio también se utiliza en restauraciones estéticas mínimamente invasivas y como base para otros materiales definitivos.

9. Durabilidad adecuada: Aunque no es tan resistente como los materiales definitivos, el ionómero de vidrio tiene una durabilidad suficiente para mantener la integridad del diente temporal hasta que se realice una restauración permanente.

10. Costo accesible: El ionómero de vidrio es un material económico en comparación con otras opciones más costosas, lo que lo convierte en una alternativa viable para pacientes con limitaciones financieras.