Porque Los Niños Hacen Sonar Los Dientes En La Noche

¿Cuál es la causa del bruxismo? Los niños pueden hacer rechinar los dientes por unas pocas razones, como las siguientes: los dientes no les encajan bien (la mandíbula superior y la inferior no están bien alineadas) el dolor, como el dolor de oído o el de la dentición .

El bruxismo en niños: causas y consecuencias

El rechinar de dientes en la noche, conocido como bruxismo, ocurre cuando los músculos de masticación se contraen repetitiva y violentamente sin ningún propósito funcional. Esto puede causar desgaste en los dientes y también provocar dolores de cabeza, cuello, oído y mandibulares.

En ocasiones, los niños pueden hacer sonar sus dientes durante la noche. Esto puede deberse a dos tipos de hábitos: el céntrico y el excéntrico.

El hábito céntrico se caracteriza por apretar los dientes con fuerza, tanto durante el día como por la noche. Este acto puede ser inconsciente y muchas veces los niños no son conscientes de que lo están haciendo.

Por otro lado, está el hábito excéntrico, que consiste en frotar o hacer rechinar los dientes únicamente durante la noche. A diferencia del hábito céntrico, este suele pasar desapercibido para los niños ya que ocurre mientras duermen.

Ambos hábitos pueden ser preocupantes para algunos padres debido al ruido y a las posibles consecuencias dentales a largo plazo. Por eso es importante estar atentos y consultar con un especialista si persisten estos comportamientos en nuestros hijos.

De acuerdo con el doctor Juan Carlos Pérez Varela, experto en ortodoncia y director de la Clínica Ortodoncia Pérez Varela, es común que los niños hagan sonar los dientes durante el proceso de desarrollo dental. Sin embargo, este fenómeno tiende a desaparecer una vez que salen los dientes permanentes.

Según el doctor Pérez Varela, aproximadamente un 80% de los niños en Chile ha mostrado señales de bruxismo durante su infancia.

Causas del bruxismo

El rechinar de dientes en la noche, conocido como bruxismo, puede tener diversas causas tanto psicológicas como físicas. Este hábito involuntario puede ser provocado por el estrés o la ansiedad, así como también por problemas en la mandíbula o los dientes. Es importante identificar las posibles causas para poder tratar adecuadamente este problema y evitar daños mayores en los dientes y mandíbula.

Las causas psicológicas son aquellos trastornos o alteraciones que pueden generar tensión emocional o estrés en los niños. Por ejemplo, casos de hiperactividad o de niños muy activos que durante el día están nerviosos y al llegar la noche continúan apretando y rechinando los dientes. La ansiedad es una causa común del bruxismo en estos casos.

Existen diversas razones físicas que pueden llevar a los niños a hacer rechinar los dientes durante la noche. Algunas de estas causas incluyen dolores de cabeza, dolor en los oídos, el crecimiento de nuevos dientes, la caída de los dientes de leche que afecta la estructura bucal y una mala alineación dental que dificulta el cierre adecuado de la mandíbula.

Aunque existe cierta controversia al respecto, en ocasiones se relaciona el hábito de rechinar los dientes durante la noche en los niños con la presencia de parásitos intestinales. Esto se debe a que la incomodidad causada por estos parásitos durante la noche puede generar intranquilidad y tensión en el niño.

¿Qué ocurre cuando un niño rechina los dientes mientras duerme?

El rechinamiento de los dientes en los niños no siempre indica que están teniendo una pesadilla o reviviendo una experiencia frustrante. Hay varias causas posibles para este hábito, como el dolor debido a infecciones del oído o la dentición, así como también la mala alineación dental.

You might be interested:  Cómo utilizar el tratamiento capilar de forma efectiva

Si tu hijo está experimentando dolor en el oído, es posible que esto esté provocando el rechinamiento de sus dientes. En estos casos, es importante consultar a un médico para tratar adecuadamente la infección y aliviar el malestar. Además, puedes brindarle a tu hijo algún tipo de analgésico recomendado por su pediatra para ayudar a controlar el dolor mientras se recupera.

La dentición también puede ser una causa común del rechinamiento de los dientes en los niños pequeños. Durante este proceso natural de crecimiento dental, algunos niños pueden sentir molestias y dolores en las encías, lo cual puede llevarlos a apretar y rechinar sus dientes involuntariamente. Para aliviar esta incomodidad, puedes ofrecerles objetos seguros y apropiados para morder y masajear sus encías inflamadas.

Otra posible razón detrás del rechinamiento dental es la incorrecta alineación de los dientes. Si notas que tu hijo tiene problemas con su mordida o presenta desalineaciones evidentes en su boca, es recomendable acudir a un ortodoncista infantil especializado para evaluar si necesita algún tipo de tratamiento correctivo temprano. El profesional podrá determinar si se requiere usar aparatos ortopédicos u otros métodos adecuados según cada caso particular.

¿El bruxismo se cura de forma espontánea?

De acuerdo con el doctor Pérez Varela, cuando se trata de un proceso natural, el hábito de rechinar los dientes en niños desaparece por sí solo cuando salen los dientes permanentes. Sin embargo, si las causas son psicológicas o físicas, no se corregirá hasta que se resuelvan estos problemas.

Es común que los niños dejen de hacer rechinar los dientes durante la noche cuando les salen las muelas y dientes permanentes. Sin embargo, si hay otras causas que provocan este hábito, es importante buscar un tratamiento para evitar problemas en su salud bucodental.

¿Qué ocurre cuando un niño rechina los dientes?

El bruxismo es una condición en la que las personas aprietan o rechinan los dientes de manera involuntaria. Esta acción puede ser causada por diferentes factores, como el estrés, la ansiedad, la hiperactividad y el dolor físico. En ocasiones, los niños pueden desarrollar bruxismo si sus dientes no están alineados correctamente o si aún están creciendo.

Si sufres de bruxismo debido al estrés o a la ansiedad, es importante encontrar formas de relajarte y reducir tu nivel de tensión. Puedes probar técnicas de respiración profunda, meditación o ejercicios físicos para liberar el estrés acumulado. Además, es recomendable evitar situaciones estresantes tanto como sea posible y buscar actividades que te ayuden a distraerte y relajarte.

En caso de que experimentes hiperactividad como causa del bruxismo, es fundamental encontrar maneras saludables para canalizar esa energía extra. Practicar deportes o participar en actividades recreativas pueden ser opciones beneficiosas para desahogarse y disminuir los episodios de rechinar los dientes.

Si el dolor físico está relacionado con tu bruxismo, debes consultar a un especialista dental para evaluar cualquier problema subyacente en tus dientes u otras estructuras orales. El tratamiento adecuado del dolor puede ayudarte a controlar mejor tus síntomas asociados con el bruxismo.

Es importante mencionar que cada persona tiene su propia situación única cuando se trata del bruxismo. Por lo tanto, siempre es recomendable buscar asesoramiento profesional específico según tus necesidades individuales. Un dentista podrá realizar un diagnóstico preciso e indicarte las mejores opciones de tratamiento, como el uso de protectores bucales para evitar el desgaste dental o la terapia de relajación muscular para reducir los episodios de bruxismo. Recuerda que cuidar tu salud oral es fundamental y puede ayudarte a prevenir complicaciones futuras.

You might be interested:  La Importancia de los Dentistas: Como Dice el, Solo Personalízalo y No Hagas Nada Más

Tratamiento del bruxismo infantil

El bruxismo en niños es común y, por lo general, desaparece por sí solo. Sin embargo, si el niño experimenta un desgaste excesivo de los dientes o presenta dolores en la mandíbula, cabeza, cuello u oídos, puede ser necesario buscar tratamiento para corregir este hábito. En Chile se recomienda consultar a un especialista en odontología para evaluar cada caso individualmente y determinar si es necesario intervenir.

En estos casos, si el niño es muy pequeño se puede colocar una placa de plástico en los dientes superiores para evitar que se desgasten debido al apretamiento o rechinamiento. En etapas posteriores, si el bruxismo persiste y está relacionado con una mala mordida, podría ser necesario someter al niño a un tratamiento de ortodoncia u ortopedia para corregirlo.

En lo que respecta a la salud bucodental de nuestros hijos, es fundamental detectar cualquier problema a tiempo para evitar complicaciones mayores. Por ello, resulta indispensable llevarlos al dentista regularmente.

Es importante que los niños realicen revisiones regulares con el dentista especializado en niños desde que les salen sus primeros dientes, y a partir de los seis años también deben visitar al ortodoncista cuando comienzan a aparecer sus dientes permanentes. Estas consultas periódicas son fundamentales para mantener una buena salud bucal durante la infancia.

En caso de que notemos que el niño hace rechinar los dientes durante momentos de estrés o ansiedad, podemos intentar aliviar estos síntomas realizando actividades deportivas juntos, preparándole un baño relajante, leyéndole un cuento antes de dormir o practicando técnicas de relajación. Estas acciones pueden ayudar a calmar al niño y reducir el rechinamiento dental en la noche.

La fisioterapia con ejercicios musculares puede ser una opción recomendada para aliviar la tensión en la mandíbula y el cuello, reduciendo así el dolor causado por el rechinar de dientes. Si estás preocupado por este problema en tu hijo, no dudes en consultar a su pediatra para obtener más información sobre esta posible solución.

En definitiva, el bruxismo infantil se produce cuando el niño aprieta y rechina los dientes cuando duerme , y hay que estar atentos a su evolución e intensidad, intentando reducir las posibles causas que lo provocan para que el niño duerma más relajado y tranquilo y evitar problemas derivados de este trastorno.

Cómo evitar el rechinamiento de dientes en niños durante el sueño

Si parece que el bruxismo se exacerba con el estrés, es importante buscar la ayuda de un odontólogo pediátrico. Este profesional puede recomendar diferentes opciones para tratar este problema en los niños. Una de las recomendaciones más comunes es asistir a clases de relajación, donde los pequeños aprenderán técnicas para reducir la tensión y el estrés en su vida diaria. Además, también pueden recibir terapia profesional específica para tratar el bruxismo.

Otra opción que puede ser considerada es la prescripción de relajantes musculares por parte del pediatra del niño. Estos medicamentos ayudan a aliviar la presión y los espasmos en la mandíbula durante la noche, lo cual puede disminuir significativamente el rechinar de dientes.

El significado del ruido dental durante el sueño

1. Estrés: El estrés emocional y psicológico puede desencadenar el hábito de apretar o rechinar los dientes durante el sueño.

2. Ansiedad: La ansiedad también puede ser un factor desencadenante del bruxismo nocturno en niños.

3. Maloclusión dental: Una mala alineación de los dientes superiores e inferiores, conocida como maloclusión dental, puede provocar el rechinamiento involuntario de los dientes durante la noche.

4. Problemas respiratorios: Los niños que tienen dificultades para respirar correctamente mientras duermen, como las amígdalas agrandadas o problemas nasales, pueden desarrollar bruxismo nocturno.

5. Hábitos orales inadecuados: Chuparse el dedo, usar chupete prolongadamente o morderse las uñas pueden influir en la aparición del bruxismo nocturno.

You might be interested:  Cómo eliminar la sensibilidad dental rápidamente

6. Medicamentos estimulantes: Algunos medicamentos utilizados para tratar condiciones médicas específicas pueden tener efectos secundarios que incluyen el aumento de la actividad muscular involuntaria durante el sueño.

7. Trastornos neurológicos: En algunos casos raros, el bruxismo nocturno puede estar asociado a trastornos neurológicos, como la enfermedad de Parkinson o el síndrome de Tourette.

8. Factores genéticos: Existe evidencia que sugiere que el bruxismo nocturno puede tener una predisposición genética en algunos casos.

9. Hábitos alimenticios y consumo de cafeína: El consumo excesivo de alimentos y bebidas estimulantes, como café, té o chocolate, así como una dieta desequilibrada pueden influir en la aparición del bruxismo nocturno.

10. Problemas emocionales y psicológicos: Algunas investigaciones han sugerido que los niños con problemas emocionales no resueltos o dificultades para manejar sus emociones pueden desarrollar bruxismo nocturno como una forma de liberar tensiones durante el sueño.

El parásito que provoca el rechinar de los dientes

Los síntomas como nerviosismo, insomnio y rechinar de dientes son comúnmente atribuidos a la presencia de parásitos intestinales en el organismo. Entre los parásitos más frecuentes se encuentran Enterobius vermicularis y Ascaris lumbricoides (Ormazdi, 2007), aunque también existen otros que pueden causar estos síntomas (Tehrani et al., 2010).

Estas infecciones parasitarias suelen ser más comunes en niños debido a su mayor exposición a ambientes contaminados y menor higiene personal. Los parásitos intestinales pueden ingresar al cuerpo a través del consumo de alimentos o agua contaminada, así como por contacto directo con superficies infectadas.

Cuando un niño está infectado con estos parásitos, puede experimentar una serie de síntomas incómodos. El nerviosismo es uno de ellos, ya que la presencia del parásito puede generar irritación e incomodidad en el sistema digestivo. Esto puede llevar al niño a sentirse inquieto e incapaz de relajarse adecuadamente.

El insomnio también es otro síntoma asociado con las infecciones parasitarias. La incomodidad causada por los movimientos internos del parásito durante la noche puede interrumpir el sueño del niño y hacerlo despertar repetidamente durante la noche.

Además, el rechinar de dientes o bruxismo es otro signo característico relacionado con estas infecciones parasitarias en niños. Se cree que este hábito involuntario surge como una respuesta natural del cuerpo para tratar de eliminar o deshacerse del parásito presente en el organismo.

P.S. Es importante destacar que si sospechas que tu hijo puede estar infectado con parásitos intestinales, es fundamental consultar a un médico para obtener un diagnóstico preciso y recibir el tratamiento adecuado. Además, se recomienda mantener una buena higiene personal y promover prácticas de saneamiento adecuadas para prevenir la propagación de estos parásitos.

Tratamiento del bruxismo en niños

El bruxismo en niños es un problema común que se caracteriza por el rechinar o apretar los dientes durante la noche. Esto puede ser causado por diversos factores, como el estrés, la ansiedad, problemas de alineación dental o incluso una mala posición de la mandíbula.

Si tu hijo presenta síntomas de bruxismo, es importante llevarlo al odontopediatra. Este especialista está capacitado para diagnosticar y tratar este tipo de situaciones en niños. El odontopediatra realizará un examen completo de los dientes y mandíbula del niño para determinar las posibles causas del bruxismo.

Una vez identificada la causa subyacente del bruxismo infantil, el odontopediatra podrá recomendar diferentes tratamientos según sea necesario. Estos pueden incluir terapia cognitivo-conductual para ayudar a reducir el estrés y la ansiedad del niño, uso de protectores bucales nocturnos o incluso correcciones dentales si hay problemas con la alineación dental.

Recuerda que no debes ignorar el bruxismo en los niños, ya que puede tener consecuencias negativas a largo plazo en su salud oral. Consulta siempre con un profesional para obtener el tratamiento adecuado y así proteger la sonrisa y bienestar dental de tu hijo.